Periódico del futuro

Un periódico del futuro es un dispositivo de complot encontrado en varia ciencia ficción / historias de la fantasía. Un ejemplo temprano de este dispositivo se puede encontrar en el cuento de 1932 de H.G. Wells, "La Historia Extraña del Periódico de Brownlow," que dice el cuento de un hombre que recibe tal papel a partir de 40 años en el futuro. La película de 1944 Pasó mañana también emplea este dispositivo, con el protagonista que recibe el periódico de los días siguientes de un colega mayor (quien es posiblemente un fantasma). La Edición Temprana de las series de televisión también giró alrededor de un carácter quien diariamente recibió el periódico del día siguiente y procuró cambiar algún acontecimiento allí pronóstico de pasar. Detrás a la Futura Parte II usó un dispositivo similar, tener el antagonista prospera después de recibir un folleto de trivialidades de deportes del futuro basado en que podría colocar apuestas. En las series de televisión Buenas noches Amor un hombre que es capaz de viajar a voluntad entre su propio tiempo (los años 1990) y era de la segunda Guerra Mundial coloca apuestas acertadas en eventos deportivos de los años 1940 consultando el artículo del día siguiente, que existe en su propia era (los años 1990) como una antigüedad.

El periódico del futuro, como cualquier mensaje del futuro, levanta preguntas sobre el viaje en el tiempo y la capacidad de gente de controlar su destino. Si al recipiente le permiten suponer que el futuro es maleable, y si el futuro pronóstico los afecta de algún modo, entonces este dispositivo sirve de una explicación conveniente de sus motivaciones. En Ello Pasó Mañana, los acontecimientos que se describen en el periódico realmente vienen a pase y esfuerzos del protagonista de evitar que aquellos acontecimientos establezcan circunstancias que en cambio hacen que ellos ocurran. Por el contraste, en la Edición Temprana, el protagonista es capaz de prevenir con éxito catástrofes preditas en el periódico (aunque, si el protagonista no hace nada, estas catástrofes realmente ocurran).

Donde tal dispositivo se usa, la fuente de las futuras noticias no se puede explicar, dejarlo se abre al lector/observador para suponer que podría ser la tecnología, la magia, una acción de Dios etc. En la historia de H.G. Wells, el autor escribe del periódico que "por lo visto había sido entregado no por el cartero, pero a alguna otra mano". Como en Ello Pasó Mañana y Edición Temprana, ninguna explicación se ofrece para la fuente de las futuras noticias.

Apariciones

Véase también

Enlaces externos



Buscar